• Sábado , 22 julio 2017

BARILOCHE: El campamento de las Comunidades

 

En Bariloche se realiza desde hace doce años un gran campamento de verano, en el que participan los adolescentes y jóvenes de los barrios periféricos de la ciudad. ¿El objetivo principal? lograr la Integración, a través de actividades recreativas, para demostrar que se puede convivir sin violencia, en un marco de respeto por la diversidad.

El denominado “campamento de las Comunidades” es  organizado por la Parroquia San Cayetano, de la zona alta de Bariloche, donde habitan los sectores más pobres de la población.

 

Cada verano asisten muchísimos chicos y trabajadores de varias instituciones que prestan servicios en los barrios del sur de la ciudad como Malvinas, Nahuel Hue, El frutillar, 2 de abril, Unión y El pilar, entre otros.

Últimamente han asistido alrededor de 200 personas, en su mayoría adolescentes y jóvenes, así como también algunas familias. Se procura obviar diferencias y rivalidades en el plano religioso, deportivo, etc,  que a veces enfrentan a los barrios, y   animarse a convivir durante cinco jornadas, disfrutar de la naturaleza, divertirse y  pensar juntos en el futuro.

Para los pibes que van año tras año al campamento, estas vacaciones no tienen costo. Es un esfuerzo colectivo, que sólo es posible con el aporte de todos.

El campamento 2016

 

El Lema del campamento de este verano fue “Si estás vos, hay equipo”, una invitación a ser parte de la misma comunidad, de la misma familia…
En la 3ra. semana de enero se realizó el Campamento, a orillas del Rio Manso-Lago Steffen, con la presencia de unos 200 adolescentes y jóvenes entre 12 y 25 años en un marco de naturaleza imponente, también aprovechado por pobladores de los barrios periféricos de esta ciudad turística.

Durante el campamento se formaron “comunidades de integración barrial” conformadas por adolescentes y jóvenes de distintas procedencias. El objetivo  era  trabajar la integración barrial, ya que la rivalidad entre barrios es muy marcada, con frecuentes enfrentamientos entre bandas.

Con tal propósito, se programaron actividades deportivas, artísticas, juegos de integración, y tareas para focalizar la atención en la formación de valores cristianos. Para desarrollar este último punto, se adoptó la modalidad del trabajo grupal, con la inclusión de un plenario que proponía la reflexión en torno de la temática abordada.

Noticias relacionadas

Deje un Comentario