• Sábado , 25 marzo 2017

1 de cada 3 chicos argentinos es pobre

En Argentina, el 30% de los argentinos que tienen entre 0 y 17 años, son pobres. Y entre ellos, el 8,4% -unos 350.000-  viven en condiciones de extrema pobreza. La cifra fue publicada por UNICEF.

Para elaborar el índice, los técnicos tomaron diez variables o aspectos, todas relacionados con los derechos universales de los chicos: nutrición, salud, educación, información, saneamiento (agua y baño), vivienda, ambiente (zona de inundaciones,  de basural), protección contra la violencia, contra el trabajo infantil, el juego y la interacción social.

“Esta metodología,  al medir las privaciones y obtener un índice de pobreza multidimensional proporciona información vital para desarrollar políticas públicas que contemplen acciones focalizadas en otras dimensiones como la violencia o la educación”, sostuvo Waisgrais, de UNICEF.

Este tipo de pobreza afecta al futuro en términos de igualdad de oportunidades. “Cuando estos chicos tengan la edad para ingresar al campo laboral, por ejemplo, no lo harán en las mismas condiciones que las de quienes no sufrieron este tipo de privación de sus derechos. Esto genera perpetuidad de la pobreza. Ellos serán adultos pobres, y quizás,  también lo serán sus hijos”.

El estudia revela que, a pesar que la Asignación Universal por Hijos tuvo un impacto en la reducción de la pobreza extrema, hay todavía un millón y medio de niños que sufren la pobreza multidimensional a los que no les llega esa ayuda oficial. Según Waisgrais, Diversas son las razones: por estar indocumentados, por falta de información, por estar fuera del sistema educativo.

Con este panorama de la infancia y de la adolescencia, desde UNICEF ya piensan en una serie de recomendaciones. La primera postula que este tipo e mediciones sobre la pobreza multidimensional, sea realizado por el INDEC de manera permanente. “Está muy bien aspirar a la “pobreza cero” pero, para lograr esta meta, se necesita saber dónde estamos. El estudio citado es de  2015, un punto de partida”, explica Waisgrais.

“Vivir en zonas anegables o al lado de un basural también son determinantes de pobreza. Un niño con padres sin estudios secundarios completos, tiene 22 veces más chances de ser pobre. Otro indicador de pobreza, de los más graves, aparece cuando el papá tiene un trabajo informal”, explicó Waisgrais. Añadió además,  que es notable la variación en el índice de pobreza infantil que se registra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (8 %)  respecto al de las provincias del Norte argentino (50 %).

Noticias relacionadas

Deje un Comentario